Anna Mora

Ya no sufro ese silencio que me impedía disfrutar de mi entorno y de mi familia.

Soy una persona joven que, durante años, sufrió los inconvenientes que conlleva no oír correctamente. Conocía mi dificultad auditiva pero dada mi edad,  no me decidía a visitar un centro auditivo ni a ponerme unos audífonos. Casi había renunciado a disfrutar del hecho de  oír bien.

Una amiga, me recomendó visitar un especialista y gracias a sus profesionales y su atención personalizada, mi vida ha dado un giro de 360 grados. He conseguido un cambio radical en mi día a día, recuperando la energía perdida durante muchos años.  He descubierto con gran satisfacción que la adaptación de unos audífonos no es una cuestión de edad si no de querer tener mayor calidad de vida.

Ahora luzco mis audífonos Rite en color rojo y me siento orgullosa de llevarlos. Ya no sufro ese silencio que me impedía disfrutar de mi entorno y de mi familia.

× ¿Necesitas ayuda?