¿Qué es una audiometría verbal?

La audición es uno de los sentidos más importantes para los seres humanos. Pues nos permite comunicarnos con los demás, disfrutar de la música y de otras actividades, así como estar seguros/as en nuestro entorno. La pérdida auditiva, sin embargo, implica un problema común que afecta a millones de personas en todo el mundo.

Hablamos de un problema que puede ser causado por una variedad de factores, como el envejecimiento, la exposición al ruido, las infecciones del oído y las enfermedades congénitas.

La pregunta es: ¿Cómo detectar esta afección que influye en la calidad de vida mucha de gente a escala mundial? A través de un examen de  audiometría verbal, el cual se utiliza para evaluar la audición, indicando y estableciendo la capacidad de recepción y, por tanto, el umbral de recepción del discurso de una persona.

El caso es que esta prueba sirve para medir la capacidad de nuestro sistema auditivo para interpretar la voz humana. Vamos a explicar realmente qué es una audiometría verbal, para qué sirve, cómo se realiza y mucho más.

Definición de audiometría verbal

La audiometría verbal es una prueba que mide la capacidad de comprensión del habla. Se realiza presentando al paciente una serie de palabras a diferentes intensidades y frecuencias.

Este tipo de examen no proporciona ninguna preparación específica por parte del paciente. Evalúa, además, dos aspectos de la audición:

  • Intensidad: Se mide la capacidad del paciente para escuchar las palabras a diferentes niveles de volumen.
  • Frecuencia: Se mide la capacidad del paciente para escuchar las palabras a diferentes tonos.

Hay que dilucidar que la audiometría verbal se caracteriza por ser una prueba no invasiva que no requiere ninguna preparación específica por parte del paciente.

¿Para qué sirve?

La audiometría verbal se utiliza para diagnosticar la pérdida de audición y para evaluar el grado de comprensión del habla.

Ayuda, por tanto, a determinar la gravedad de la pérdida de audición y a identificar la causa, así como a evaluar el grado de comprensión del habla en personas con pérdida de audición.

Esta información puede ser útil para determinar si una persona necesita audífonos u otros dispositivos de asistencia auditiva.

¿Cómo se realiza?

La audiometría verbal se realiza en una cabina insonorizada, en la que el/la paciente se coloca unos auriculares a través de los cuales escucha una serie de palabras.

El audiometrista le pide al paciente que repita las palabras que ha escuchado. Veamos a continuación cómo es el proceso:

  • La persona entra en una habitación insonorizada en la que algunas palabras de diferente intensidad se transmitirán a ella a través de auriculares.
  • El material fonético proporcionado durante la audiometría vocal actual puede referirse a palabras monosilábicas, palabras bisilábicas,  listas de oraciones y unidades verbales sin sentido.
  • El examen vocal audiométrico termina con la redacción de un audiograma, o la estimación de la funcionalidad del sistema a través de un gráfico.
  • El audiograma muestra la intensidad a la que el/la paciente puede entender el habla, mediante una línea recta que desciende indica una pérdida auditiva.
  • En la práctica, el examinador a cargo podrá establecer si existe una discrepancia entre el umbral tonal obtenido por el aire y el curva de articulación vocal (Prueba de Carhart).

La audiometría verbal completa el examen audiométrico tonal y permite evaluar el umbral auditivo del oído para estímulos verbales. Todo ello, al proporcionar una descripción incluso más detallada sobre el “grado” y “tipo” de discapacidad auditiva. Es importante destacar que este proceso se repite para cada oído.

Tipos de audiometría verbal

Hay dos tipos principales de audiometría verbal: la audiometría verbal liminar y la audiometría verbal supraliminar.

  • Audiometría verbal liminar: Mide el umbral de audición para el habla. El umbral de audición es el nivel de volumen más bajo al que una persona puede escuchar un sonido.
  • Audiometría verbal supraliminar: Se utiliza para medir la capacidad de una persona para entender el habla a diferentes niveles de volumen.

Preguntas frecuentes

¿Cuáles son los beneficios de la audiometría verbal?

La audiometría verbal tiene varios beneficios, entre los que se incluyen:

  • No invasiva y sin dolor.
  • Rápida y sencilla.
  • Precisa.

¿Quiénes necesitan una audiometría verbal?

Puede ser necesaria para quienes:

  • Experimentan problemas para escuchar el habla.
  • Tienen antecedentes de pérdida auditiva.
  • Están considerando hacerse un implante coclear.

¿Cuáles son los riesgos de la audiometría verbal?

La audiometría verbal es una prueba segura y no tiene riesgos, sin embargo, si el/la paciente tiene un tímpano perforado, el audiometrista puede utilizar un modo de prueba especial para evitar dañar el oído.

¿Cuáles son las diferencias entre la audiometría tonal y la audiometría verbal?

La principal diferencia entre la audiometría tonal y la audiometría verbal es que la audiometría tonal mide la capacidad del paciente para escuchar tonos puros, mientras que la audiometría verbal mide la capacidad del paciente para entender el habla.

Otra diferencia importante es que la audiometría tonal es una prueba objetiva, mientras que la audiometría verbal es una prueba subjetiva. Ello significa que la audiometría tonal no requiere que el paciente proporcione una respuesta, mientras que la audiometría verbal sí.

¿Qué ocurre después de una audiometría verbal?

El audiometrista analizará los resultados de la prueba y los discute con el/la paciente. En caso de que indique una pérdida auditiva, el especialista puede recomendar un tratamiento.

Conclusiones

La audiometría verbal, al fin y el cabo, es una prueba importante para evaluar la audición. Se trata de un examen no invasivo y sencillo que puede realizarse en cualquier edad.

Ayuda, por supuesto, a diagnosticar la pérdida de audición y a evaluar el grado de comprensión del habla, una información es esencial para el tratamiento de la pérdida de audición y para mejorar la calidad de vida de las personas con esta condición.

Si crees que puedes tener pérdida auditiva, consulte a un médico o audiólogo, como los que disponemos en Audiotek. Nuestros profesionales están altamente cualificados para realizar una audiometría verbal y evaluar tu audición.

Recuerda que la detección y el tratamiento tempranos de la pérdida auditiva son primordial para preservar la capacidad auditiva y la calidad de vida.

Deja un comentario

Certificaciones

sello centro recomendado audifono.es
sello calidad audifono.es
× ¿Necesitas ayuda?