Cómo limpiar los oídos sin dañar el canal auditivo

Cómo limpiar los oídos sin dañar el canal auditivo es una de las dudas más comunes de quienes desean brindarle la mejor protección a este órgano tan esencial en el ser humano. Son numerosas las consultas que recibimos en Audiotek preguntando cuál es la manera correcta de higienizar esta zona.

La limpieza de oídos, en general, enmarca una actividad que solemos hacer con prisa, utilizando bastoncillos de algodón de forma bastante casual. En realidad, esta es una operación delicada que debe realizarse con cuidado. Este órgano, de hecho, está compuesto por estructuras muy sensibles, no solo en los niños y niñas, sino también en los adultos.

En primer lugar, la membrana timpánica puede dañarse con maniobras demasiado bruscas. Cómo limpiar los oídos sin dañar el canal auditivo por tanto implica dedicarse solo a limpieza del pabellón auditivo, sin involucrar sus partes internas. Salvo que, por ejemplo, estés sometido/a a una alta producción de cerumen o practiques regularmente deportes acuáticos, que pueden favorecer el estancamiento de líquidos en el canal auditivo.

Desde Audiotek queremos compartir una serie de consejos para realizar una limpieza correcta, sin correr riesgos. ¡Vamos allá!

La importancia del cerumen

Normalmente, solemos tratar el cerumen como un simple sinónimo de suciedad, subestimando su valiosa función. Esta sustancia cerosa, incluso, tiene el rol de lubricar el canal auditivo, protegiendo el oído externo y, en consecuencia, las estructuras internas del oído de la acumulación de suciedad y bacterias.

Su producción deriva de unas glándulas sebáceas y ceruminosas especiales ubicadas a lo largo del conducto externo. Posteriormente, el cerumen se empuja hacia el pabellón auricular, activando así un proceso de autolimpieza del oído que sirve para protegerlo del polvo y otros agentes nocivos.

¿Qué pasa cuando acumulamos mucho cerumen?

Si algo debemos dejar claro, es que al momento de pensar en cómo limpiar los oídos sin dañar el canal auditivo no debemos demonizar la presencia de cerumen.

En algunos casos, sin embargo, puede acumularse en cantidades excesivas, con el riesgo de formar el clásico tapón: un problema aparentemente trivial que, a la larga, puede provocar molestias como pérdida de audición, sensación de oído amortiguado, zumbidos y dolor.

El cerumen, de hecho, es una sustancia que tiende a retener agua y expandirse, experimentando en algunos casos una sensación dolorosa después del baño. En presencia de un tapón de cerumen es posible recurrir a las gotas especiales disponibles en las farmacias, formuladas con disolventes y emolientes, pero primero debes ser evaluado por un especialista.

Cómo limpiar los oídos sin dañar el canal auditivo

La cera del oído suele verterse en la parte más externa del oído. No es de extrañar que la limpieza deba limitarse solo a la aurícula, más aún cuando se trata de limpiar los oídos de los niños y niñas, una operación que requiere la máxima delicadeza posible.

He aquí donde surge la pregunta ¿Pero cómo limpiar los oídos sin dañar el canal auditivo de niños y adultos? Presta atención a nuestras recomendaciones:

Se desaconseja el uso de bastoncillos de algodón

Nuestros peques podrían realizar un movimiento inesperado y, por tanto, correr el riesgo de lesionarse el tímpano. En los adultos, los bastoncillos de algodón pueden ser insidiosos. Y es que comúnmente el movimiento de limpieza con este utensilio se realiza de afuera hacia adentro, y no al revés.

El riesgo, precisamente, de dañar el oído reside en empujar el cerumen hacia el fondo del canal auditivo, provocando que se forme un tapón. Entonces, ¿Cómo limpiar los oídos sin dañar el canal auditivo? ¿Qué puedo usar?

Usa agua tibia y jabón

Sí, lo idóneo siempre es retirar el sucio con agua tibia y jabón. Pero cuidado de no acumular agua en el canal auditivo y de eliminar minuciosamente los restos de detergente. Es muy importante secar bien la oreja con una toalla limpia.

Conviene destacar que el estancamiento de líquidos, incluso puede ser perjudicial y provocar la formación de gérmenes. Este problema mayormente suele afectar a quienes nadan y pasan mucho tiempo en contacto con el agua, ya que están expuestos a la famosa infección de oído del nadador.

Para prevenir esta infección, puedes usar aerosoles con soluciones para los oídos, diseñados especialmente para eliminar las impurezas y proteger el oído de los patógenos. 

¿Con qué frecuencia?

La limpieza de oídos es posible realizarla todos los días, por ejemplo, como parte de las operaciones normales de lavado de cara. Recordadlo bien; no utilices bastoncillos de algodón, pero tampoco sprays (que aunque no sean nocivos aumenta la humedad del oído), ni el uso de velas (porque es una operación muy peligrosa).

Saber cómo limpiar los oídos sin dañar el canal auditivo es fundamental para evitar la inflamación, que a menudo suele ser la causa de una pérdida auditiva repentina. Ahora, si la sordera deriva de otras causas, es necesario adoptar un enfoque más focalizado, considerando, en determinados casos, el uso de un audífono personalizado, como los audífonos suministrados por Audiotek, un centro de audición líder en recuperación auditiva.

Conclusiones

Cómo limpiar los oídos sin dañar el canal auditivo requiere de una serie de acciones muy sencillas, sin necesidad de introducir objetos que suponga un riesgo para nuestra salud auditiva, al menos que haya presencia excesiva de cerumen (que origen dolores o sordera). Esta operación, sin embargo, demanda la experiencia y conocimiento de un profesional en la materia.

Ojo, no debemos fatalizar la producción moderada de cerumen, porque esta sustancia tiene una doble función: primero; lubrica el canal auditivo y, segundo; gracias a su composición «pegajosa», lo protege de la entrada de agentes no deseados, capturando y bloqueando la suciedad y los agentes infecciosos que luego podrían llegar a la parte interna del oído hasta formar un tapón.

En Audiotek hacemos hincapié en recurrir a un método de limpieza sano y menos riesgoso, como el uso de agua tibia y jabón neutro, junto a un buen secado de la oreja.

Deja un comentario

Certificaciones

sello centro recomendado audifono.es
sello calidad audifono.es
× ¿Necesitas ayuda?