fbpx

La tecnología es omnipresente en nuestras vidas desde hace años, y sus avances no dejan de crecer. En la mayoría de los casos, este dato es positivo, ya que supone encontrar soluciones que nos simplifican el día a día, llegando incluso remediar muchos problemas. En el ámbito de salud, gracias a la tecnología, millones de personas han mejorado notablemente su calidad de vida.

 

Concretamente en lo que a salud auditiva se refiere, los audífonos de última generación han devuelto la confianza y la posibilidad de llevar una vida normal a miles de usuarios. Este sería un ejemplo de las innegables ventajas de la tecnología aplicada a la audición. 

 

Pero en contrapartida, en esta era tecnológica en la que estamos sumergidos, no siempre se le da buen uso a ciertas novedades tecnológicas que aparecen en el mercado. El problema estriba, en buena medida, en no informarse lo suficiente,  o que algunos medios de comunicación publican ciertas noticias que pueden inducir a error. 

 

Es el caso del anuncio de la última app de Google, llamada Sound Amplifier, que algunos medios de comunicación han catalogado como “nueva solución para personas con problemas de audición”. Nada más lejos de la realidad, como han demostrado estudios homologados. En realidad, usar de forma prolongada estas Apps, pueden provocar pérdida auditiva

Usar de forma prolongada las apps de amplificación de sonido, puede provocar pérdida de audición

Principales diferencias entre audífono y amplificador de sonido

 

Las apps de amplificación de sonido como Sound Amplifier, Petralex o uSound, están diseñadas para aprovechar el micrófono incorporado en el Smartphone, que capta el sonido circundante, y utilizar los auriculares para amplificarlo. 

 

Pero hace ya unos años,  la Agencia Española de Medicamentos y Productos Sanitarios, en colaboración de la Asociación Nacional de Audioprotesistas, elaboraron un estudio basado en las diferencias entre amplificadores de sonido y audífonos.  El resultado del estudio fue revelador, y sentó precedentes para diferenciar correctamente ambos dispositivos. 

 

La función principal del amplificador no es otra que amplificar el sonido ambiente, pero para personas con un nivel de audición normal. Lo que hace este dispositivo es incrementar algunos sonidos, en ciertas situaciones en las que el ruido ambiental puede interferir negativamente, como por ejemplo, oír la televisión sin molestar a otra persona que duerme. El amplificador también puede ser útil para captar sonidos difíciles de detectar, como por ejemplo, durante la observación de aves u otros animales. Pero el amplificador de sonido está muy lejos de ser un producto sanitario, no lo es en absoluto,  y solamente se rige por la normativa de los aparatos electrónicos.  

 

Por el contrario, los audífonos son dispositivos sanitarios diseñados para procesar y amplificar los sonidos, compensando de este modo los déficits de audición. Los audífonos solamente puede usarse si han sido prescritos facultativamente por un otorrinolaringólogo o un audioprotesista

 

Así mismo, un audífono requiere de una adaptación individualizada realizada por un audiólogo protésico especializado, como los que forman parte del equipo de Audiotek. Y a diferencia de los amplificadores de sonidos, cuya venta puede realizar incluso por internet,  los audífonos solamente pueden adquirirse en centros especializados y autorizados, como Audiotek.  

Más de 1.000 millones de jóvenes entre 12 y 35 años de todo el mundo corren riesgo de pérdida de audición

Riesgos para la salud auditiva del uso de las apps

 

Además de la diferencia fundamental entre audífonos y amplificadores de sonido, estando catalogados los primeros como productos sanitarios, y los amplificadores como dispositivos electrónicos, la OMS ya ha advertido sobre los riesgos de la utilización de estas apps de amplificación de sonido

 

Estos dispositivos y apps destinados a amplificar sonido,  deben ser utilizados siguiendo ciertas precauciones, ya que usarlos de forma prolongada puede dañar el oído. La Organización Mundial de la Salud recomienda que los amplificadores se utilicen durante un tiempo breve, no superior a 60 minutos al día, y a un nivel de volumen máximo del 60 % de la capacidad del dispositivo. 

 

Según estudios realizados por esta organización,  más de 1.000 millones de jóvenes entre 12 y 35 años de todo el mundo corren riesgo de pérdida de audición. La razón no es otra que escuchar música a un volumen muy alto a través de auriculares o amplificadores de sonido, y también por acudir a lugares con niveles de ruido muy alto. Al parecer, todavía no hay suficiente conciencia sobre la importancia de la salud auditiva, que pasa por la prevención. 

 

Aunque las revisiones auditivas periódicas se asocian con edades superiores a los 55 años, lo cierto es que hoy en día los jóvenes son firmes candidatos a sufrir futuros problemas de audición. Y realizarse audiometrías gratuitas periódicamente como las que hacemos en Audiotek a cualquier edad,  así como seguir los consejos del audioprotesista, es una excelente forma de potenciar la salud auditiva. 

 

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Cómo configurar

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar