fbpx

En Audiotek, como centro auditivo, tenemos la posibilidad de tomarle el pulso a la salud auditiva de nuestra sociedad. Ofrecer la opción de efectuar una prueba de audición gratuita nos da la oportunidad de tener un contacto, muy directo, con la realidad auditiva de nuestra comunidad.

Y algo que estamos observando en estos últimos años es que, cada vez más, encontramos  niños y jóvenes con problemas de pérdida auditiva.

Esta pérdida auditiva puede ser causada por diversos motivos: infecciones en el oído medio, exceso de cerumen, otitis externa, problemas congénitos que afectan al funcionamiento de la cóclea o de las vías auditivas. Pero, en los casos en los que hemos detectado un aumento significativo, son en lo que se conoce como pérdida auditiva inducida por el ruido.

La pérdida auditiva inducida por el ruido es consecuencia de la exposición constante a fuentes de sonido extremo (como la música muy alta o el sonido de los videojuegos). Este hecho,  tiene una noticia buena y una mala. La buena es que se trata del único tipo de pérdida auditiva absolutamente evitable. La mala es que los daños se ubican en el oído interno, por lo que se trata de una afección permanente que no se puede tratar ni con medicamentos ni con cirugía. En la mayoría de los casos, la única ayuda auditiva posible son los audífonos.

El peligro de las nuevas tecnologías

Escuchar cualquier tipo de sonido a un volumen demasiado elevado, durante demasiado tiempo, es un riesgo potencial de dañar el oído de manera permanente. Y es evidente que, en la actualidad, la exposición al ruido se ha popularizado gracias a las nuevas tecnologías portátiles, a mejores sistemas de reproducción de sonido y a auriculares más eficientes.

Un informe publicado entre los años 2005 y 2006 indicaba que el 20% de  jóvenes de entre 12 y 19 años de los Estados Unidos, experimentaron problemas auditivos. Así mismo, un estudio publicado en el año 2010 por el Journal of the American Medical Association, indicaba que el número de adolescentes con problemas auditivos, había aumentado un 51% desde 1994 hasta 2006.

En un informe del año 2015, la Organización Mundial de la Salud, estimaba que más de mil millones de adolescentes y adultos jóvenes corrían el riesgo de sufrir pérdida auditiva inducida por el ruido.

Así mismo, un estudio publicado en 2016 por Scientific Reports, mostraba que más de la mitad de los adolescentes y pre-adolescentes brasileños habían experimentado tinnitus a lo largo del último año.

Todos estos datos parecen indicar un problema de hábitos que afectan, sensiblemente, la salud auditiva de niños y jóvenes. Los expertos coinciden en remarcar el aumento del uso de auriculares en dispositivos portátiles para escuchar música y jugar a videojuegos.

 

Prevención: Establecer buenos hábitos

Como decíamos, si queremos evitar que nuestro hijo padezca este tipo de pérdida auditiva, lo único que hay que hacer es establecer unos buenos hábitos en referencia a estas nuevas tecnologías:

El más evidente, bajar el volumen. Si tu hijo no puede escucharte mientras escucha música o juega a un videojuego con auriculares, hay que bajar el volumen. De la misma manera, si está usando auriculares y tú puedes escuchar la música, también hay que bajar el volumen.

Una buena alternativa sería escoger unos  auriculares adecuados. Una buena idea es elegir unos auriculares con cancelación de ruido, si los niños van a usarlos en ambientes ruidosos. Eso les alentará a usar un volumen más bajo, ya que no precisarán de aumentar el volumen para ahogar el ruido exterior.

Además, también es posible encontrar auriculares “aptos para niños” que limitan el volumen al que se puede reproducir el sonido.

Por supuesto, también es vital ser un modelo de buen comportamiento y adoptar hábitos seguros ante los niños.

Y, por último, estar atento a cualquier posible signo de un problema auditivo por parte del niño. Puede ser un dolor, sonido de campanillas, un zumbido, etc. Ante cualquier alerta, lo mejor es acudir al centro auditivo y efectuar una prueba de audición para asegurarse y valorar si es necesaria alguna ayuda auditiva.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Cómo configurar

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar