fbpx

La detección temprana de la sordera o hipocausia, así como el papel de la familia, cobran gran importancia a la hora de buscar solución al problema auditivo.

 

La discapacidad auditiva afecta a más del 5% de la población mundial según datos de la Organización Mundial de la Salud (OMS). Por este motivo, se convierte en una de las discapacidades con más prevalencia en la sociedad de hoy en día.

 

Desde el momento en que se sospecha que un miembro de la familia pueda sufrir de problemas de audición, su entorno más cercano debe contactar con los distintos profesionales y, en estrecha colaboración con ellos, emprender una tarea común.

 

En España, el 71% de las personas afirma tener un familiar que padece algún tipo de pérdida de audición. Es importante saber que cuando un miembro del entorno familiar sufre de pérdida auditiva, la estructura familiar se ve afectada. 

 

Por ello, es de vital importancia que los integrantes de la familia acepten el problema y se mantengan unidos para el bienestar del conjunto.

La familia: un punto clave para superar la pérdida auditiva

 

La familia juega un papel de vital importancia durante todo el proceso de la pérdida de audición. Según un estudio reciente, el 64% de las personas que fueron acompañadas por un miembro familiar  a una centro audiológico, adquirieron una solución auditiva, frente a un 50% de las personas que acudieron solas.

 

Tanto en la aceptación como en la adaptación a la nueva situación, es importante empatizar y ayudar al afectado por pérdida auditiva de manera que éste perciba el soporte necesario para afrontar esta nueva situación.

 

Por ello, contar con el apoyo familiar multiplica las posibilidades de solucionar el problema auditivo, además de aumentar la motivación de las personas afectadas por la pérdida auditiva.  Por otra parte, aquellos pacientes que cuentan con el apoyo de un miembro de la familia se sienten más comprendidos y respaldados a la hora de tomar una decisión. 

¿Cómo ayudar a las personas que sufren de pérdida auditiva?

 

Cuando se tiene constancia de que un miembro de la familia sufre de problemas de audición, el primer consejo es hacer entender al afectado la necesidad de realizar  un estudio audiológico para ver el grado de afectación y las soluciones que se le pueden ofrecer.

En muchas ocasiones, el familiar afectado, debido al miedo o temor a que confirmen la sordera, no querrá buscar una solución al problema auditivo. A esta fase se la conoce como la fase de negación, en la cual el afectado niega el problema, pero es consciente de que está perdiendo audición.

En esta fase inicial, el familiar afectado se encuentra con el impacto que supone la pérdida de audición en la calidad de vida y la afectación psicológica que puede ocasionar. Por ello, la necesidad de empatizar con el afectado y ayudarlo es clave para el éxito.

Por lo tanto, el primer paso para mejorar la salud auditiva del miembro familiar es tener una buena relación con él, para que este se sienta cómodo, tranquilo y seguro. 

Consejos para mejorar la relación familiar con el afectado

Una de las maneras para mejorar la  relación entre pacientes y familiares, es recibir la misma información del problema, lo cual promoverá la comprensión del problema y se reforzará el aprendizaje por parte de los diferentes integrantes de la familia.

 

Otra manera de hacer comprender a los familiares lo que significa sufrir de pérdida auditiva, es utilizar dispositivos que simulan la pérdida de audición.

Los audífonos: Una solución para la pérdida auditiva

 

Los audífonos son dispositivos electrónicos que sirven para amplificar y modificar las señales sonoras para permitir una mejor audición y fomentar una mejor comunicación. En la actualidad, son considerados la mejor solución para la pérdida auditiva.

 

A la hora de elegir el mejor audífono, es importante conocer a la persona, sus costumbres, su nivel de destreza y carácter. En Audiotek recomendamos que la elección del tipo de audífono se realice conjuntamente con el afectado, para que éste se sienta cómodo y seguro de su elección.

Adaptación de los audífonos: una fase fundamental

 

La adaptación a los audífonos requiere de algún tiempo, por ello, se debe  animar y mostrar  apoyo al familiar afectado. La mayoría de problemas que surgen durante la fase de adaptación son psicológicos.

 

Es de vital importancia que el afectado se dé cuenta de que existe un antes y un después al uso del audífono y que éste le permite llevar una vida con total normalidad.

 

Los audífonos de la actualidad se caracterizan por ser dispositivos  digitales y modernos que solucionan un 98% de los problemas auditivos. Asimismo, se ajustan exactamente a cada persona y se trata de un producto  con garantía sanitaria.

 

 

¿Tienes dudas sobre el tipo de audífono que sería más indicado para ti? Es normal, pero no te preocupes: solamente tienes que reservar cita con nuestros audioprotesistas y te indicarán el que mejor encaje con tu caso.

 

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Cómo configurar

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar