fbpx

Tinnitus o acúfenos

Tinnitus o acúfenos

Entre el 10 y el 15% de la población  escucha este molesto ruído contínuamente, a modo de pitido o un zumbido, en ausencia de fuentes de sonido físicos internos o externos al cuerpo.  Para estas personas, no existe el silencio y este ruido sin fin, 24 horas al día, llega a alterar de forma considerable su calidad de vida.

Constituyen una afección poco conocida y un serio problema de salud,del que se derivan ansiedad, estrés, pérdida auditiva, trastornos de sueño, angustia e incluso depresión.

Por el día, los ruidos internos se notan menos puesto que los ruidos externos los enmascaran. Sin embargo, en situaciones de silencio se intensifica, y el ruido interno se hace más notable, lo que impide que el paciente conciba el sueño, por ejemplo durante las noches.

Los Acúfenos no constituyen una enfermedad en sí. Se consideran síntomas que indican que algo funciona mal en el sistema auditivo. La investigación en neurociencia ha comenzado a revelar que los acúfenos son generados por el propio cerebro. Así que, a pesar de oír estos ruidos en el oído, el problema realmente se encuentra en las redes de células cerebrales o circuitos neuronales. En definitiva, en el cerebro.

Los acúfenos se atribuyen, fundamentalmente, a la pérdida de audición y al estrés, además de a diversas enfermedades infecciosas como paperas, meningitis o incluso la ingesta de determinados antibióticos.

Pueden padecerlos personas que sufren cofósis es decir que se han quedado totalmente sordas. Si no escuchan sonidos procedentes del exterior, cómo escuchan estos ruidos internos.  Por otro lado, las personas que padecen sordera congénita (prelocutivos) no padecen acúfenos y sin embargo, la percepción del sonido es la misma.

Causas del Tinnitus

Los recuerdos que constituyen la memoria se forman en base a proyecciones cerebrales iniciales de determinados sonidos y a su mantenimiento activo durante el desarrollo. En esta memoria se recogen diferentes frecuencias de sonidos que percibimos del exterior, conformando el denominado mapa tonotópico.

Así, las personas que han perdido capacidad auditiva en algún momento de la vida, han podido desarrollar dichos mapas hasta ese mismo instante de producirse la pérdida. Ante esta nueva condición de privación de audición en uno o en los dos oídos, el cerebro intenta adaptarse a la nueva situación. Cuando fracasa es cuando se generan los acúfenos.

Esto no sucede en personas que padecen sordera congénita ya que no han percibido nunca ningún tipo de entrada sonora. Por lo que no existe una conformación del sistema auditivo a través de la experiencia vital. Como consecuencia los mapas tonotópicos formados son rudimentarios. No existe formación de memoria somática y, por tanto, no se desarrollarán acúfenos.

Existen dos tipos de acúfenos, los subjetivos que únicamente percibe el paciente, y los objetivos que pueden llegar a ser percibidos, mediante estetoscopio por otras personas.

 

Subjetivos:

Causas

Otológico           Presbiacusia, otosclerosis, otitis, sordera súbita, Ménière, tapón de cerumen….

Neurológico       Tumores cerebrales, esclerosis múltiple, traumatismos.

Infeccioso           Sífilis, meningitis, Otitis media y otras infecciones.

Fármacos            Aminosalicilatos, algunos antibacterianos, algunos antidepresivos, citotóxicos…

Otras causas      Problemas dentales.

 

Objetivos:

Causas

Pulsátil                 Tumores vasculares, valvulopatías, arritmias…

Muscular             Espasmos del musculo tensor del tímpano o el estapedio, Mioclono palatino.

Espontáneo        Emisiones otoacústicas espontaneas.

Clarificar las causas que pueden ser motivo del acúfeno es importante, porque determinará cuál es la mejor terapia a seguir en su tratamiento.

El tratamiento debe ser lo más individualizado posible, y realizado por un equipo interdisciplinar.

  • Algunas terapias para tratar el Tinnitus

Terapia de reentrenamiento o habituación (TRT), con generadores de sonido o Audífonos

Terapia de Electroestimulación Coclear Transmastoidea (OTOTECH)

Terapias alternativas (como el par biomagnético, descarga pdf informativo)

Consejos de salud

Cómo ayudar a un niño con pérdida de audición

La pérdida auditiva se produce como resultado de daños y disfunciones en una o más partes del oído. Pueden ocurrir a cualquier edad y por diferentes razones. No obstante, la causa general y más común de pérdida auditiva es la edad, de origen genético o la...

leer más
Cómo tratar a una persona con hipoacusia

Cómo tratar a una persona con hipoacusia

Son numerosas las familias en las que  hay algún miembro con hipoacusia o pérdida auditiva. En un alto porcentaje de los casos, se trata  de personas entre los 65 y 75 años de edad, pero la hipoacusia puede darse a cualquier edad. Cuando un ser querido tiene...

leer más

¿Quieres más información?

Cuéntanos tu caso y buscaremos la mejor solución




He leído y acepto la Política de Privacidad

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Cómo configurar

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar