fbpx

La contaminación acústica tiene repercusiones negativas en la salud, ya sea transitoria o permanente. Pero hoy, tanto en casa como en nuestra área de trabajo, estamos cada vez más expuestos a este fenómeno. Y si bien se trata de un problema muy común en las ciudades por el tránsito masivo de vehículos y la densidad de población, el campo tampoco está excepto de este inconveniente. Muchos de estos territorios son afectados  por una carretera o un aeropuerto cercano.

Recordemos que estamos hablando de la presencia de ruidos o vibraciones en el entorno que suelen generar molestia y dificultades para el desarrollo de nuestras actividades diarias. Incluso, muchas veces desata problemas de salud significativos.

El caso es que este es un problema de salud pública real. Según la Organización Mundial de la Salud (OMS), una de cada tres personas está expuesta a la contaminación acústica durante el día y una de cada cinco tiene problemas para dormir. Por lo tanto, los efectos negativos de este femémono en nuestra salud cada vez son más comunes y se presentan en varias formas.

Efectos negativos de la contaminación acústica

Trastornos del sueño, la consecuencia más común

El sueño es un estado fundamental pero también frágil, puede deteriorarse fácilmente por tensiones externas, siendo el ruido el principal factor que dificulta el desarrollo de esta actividad tan esencial en el ser humano.

La contaminación acústica altera la estructura del sueño porque puede retrasarlo e interrumpir las fases de sueño profundo (que son las más beneficiosas para el cuerpo). Según varios estudios se cree que se pierden 11 años “saludables” a causa de las alteraciones del sueño provocadas únicamente por el ruido y las vibraciones molestas.

Pero, los trastornos del sueño pueden tener consecuencias para la salud más alarmantes. Una persona expuesta a ruidos tiene un riesgo mucho más alto  de desarrollar una enfermedad cardiovascular o de sufrir un ataque cardíaco. Esto está directamente relacionado con la incapacidad de conciliar con el sueño reparador.

Impacto en la salud mental

La exposición incluso a pequeñas dosis de ruido y vibración continua, como el sonido de fondo de la circulación de vehículos, puede perturbar el cuerpo y la mente. Así, a menudo se produce un aumento del efecto del estrés, sobre todo en el lugar de trabajo. Pero la contaminación acústica también provoca más irritabilidad y puede generar depresión en las personas más sensibles en términos auditivos.

contaminación acústica por coches

A menudo, pocos saben que la causa de estos trastornos psicológicos deriva de la exposición permanente al ruido. Y es que cuando se ha vivido en el mismo lugar durante mucho tiempo, se pierde la capacidad de distinguir el ruido ambiental que siempre está presente.

Efecto negativo en la audición

Dado a que la contaminación acústica es causada por la presencia de un ruido ininterrumpido, también puede causar problemas de audición a diferentes escalas. En primer lugar, una persona muy expuesta puede experimentar sibilancias al final del día, que la mayoría de las veces suele ser algo pasajero y no representa nada  grave.

Otro riesgo es el tinnitus que son nada menos que ruidos parásitos (silbidos, zumbidos, crujidos, etc.) que solo escucha la persona que los padece y que no son provocados por ruidos externos. Se trata de un trastorno auditivo generalizado, incluso alrededor del 28% de la población mayor de 15 años padece tinnitus.

Además, no existe un tratamiento para detener estos ruidos parasitarios, pero las terapias pueden ayudar a reducirlos. En los casos más graves, la contaminación acústica puede ser responsable de una pérdida auditiva importante hasta causar sordera.

¿Qué hacer si siento los efectos de contaminación acústica?

La contaminación acústica es un tipo de contaminación muy particular porque, para dejar de sentir los efectos, la mejor solución es alejarse de la fuente del problema. Sin embargo, esto a veces es imposible si vuestro hogar está expuesto a ruido permanente. ¿Qué hacer en estos casos? Se recomienda equipar vuestra casa  con las famosas ventanas “anti-ruido”.

También existe una solución eficaz que demanda mucho trabajo y dinero: el aislamiento acústico de vuestro hogar, una labor que reducirá drásticamente la entrada de ruido en el inmueble y disminuirá los riesgos de presentar síntomas.

En cualquier caso, si experimenta trastornos del sueño, alteraciones psicológicas o problemas de audición, considere la posibilidad de consultar a vuestro médico. Es él quien puede remitirlo a un especialista para que realices una terapia especializada que sirva para tratar los efectos de este problema ambiental en el organismo.

tapar los oídos

Conclusiones

Al fin y al cabo, la contaminación acústica no es un asunto que deba ser tomado a la ligera. Los efectos que tiene este problema ambiental en la salud humana pueden llegar a afectar negativamente vuestra funcionalidad en vuestra vida cotidiana. La incapacidad de conciliar con el sueño profundo, los trastornos psicológicos y la pérdida de la audición son los síntomas más comunes que suelen presentar las personas que están expuestas constantemente a entornos bulliciosos.

Y en cualquier caso, la solución más recomendada por los especialistas es alejarse de estos lugares. Solo de esta forma se pueden obtener resultados positivos.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Cómo configurar

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar