fbpx

COMPONENTES DE UN AUDÍFONO

Cuando se producen las primeras señales de pérdida auditiva, éstas no suelen ser muy evidentes. Habitualmente, hasta que la comunicación con otras personas de nuestro entorno no se convierte en un problema no es cuando cobramos consciencia del problema. Es por ese motivo que las revisiones periódicas del oído son tan importantes. Es la única forma de detectar, de manera temprana, cualquier pérdida de la capacidad auditiva.

Si ése es el caso, y dependiendo del grado de sordera, es muy probable que un audioprotesista valore la necesidad de utilizar un audifono, tras haber realizado las pruebas pertinentes. En un artículo anterior ya os hablábamos de las ventajas de usar audífonos.

En estos últimos años, el audifono ha evolucionado mucho tecnológicamente. Lejos ya los viejos audifonos analógicos, los dispositivos de última generación son capaces de devolver, a su usuario, la sensación de oír claramente todo lo que le rodea.

En el artículo de hoy vamos a profundizar un poco más en el funcionamiento de estas pequeñas maravillas tecnológicas, si no hace mucho os explicábamos las características indispensables de un buen audífono, hoy observaremos las diferentes partes que lo componen.

componentes de un audífono

El micrófono

Obviamente, es la parte del audifono que recibe los sonidos. Así mismo, se encarga de transformas esas ondas sonoras en impulsos eléctricos. Este proceso es la base del funcionamiento del audifono. Procesar el sonido permitirá, luego, amplificarlo, si es necesario; o separarlo en diferentes vías (separando el ruido de fondo del habla, por ejemplo).

El procesador digital o amplificador

El procesador digital es el dispositivo que transforma las señales eléctricas recogidas por el micrófono en señales digitales. Este proceso es conocido como conversión analógico-a-digital (A-a-D). Una vez tenemos el sonido en formato digital es mucho más sencillo modificarlo para cubrir las necesidades del paciente.

El procesador digital aplica, a la señal digital, las modificaciones adecuadas atendiendo al grado de pérdida auditiva del paciente, así como a las necesidades que se deriven de su estilo de vida. De esta forma, el procesador digital mejora el sonido original ampliando las frecuencias, reduciendo el viento y el ruido, o cancelando la retroalimentación.

Tras este proceso, una vez se ha procesado el sonido digital, la señal se convierte de nuevo a señal analógica en una conversión de digital-a-analógico (D-a-A). Así, el sonido está listo de nuevo para ser dirigido al receptor.

El receptor

La función del receptor del audífono es convertir las señales eléctricas que han salido del procesador digital en señales acústicas para que el cerebro pueda recibirlas adecuadamente. Así mismo, dirige las ondas acústicas a través del canal auditivo.

El receptor tiene un aspecto similar al del micrófono. En algunos audífonos, el receptor se encuentra justo en el canal auditivo. En otros modelos, utilizan un pequeño tubo que conecta el receptor al molde auricular del canal auditivo. Y aún existen otros modelos de audifonos en los que el receptor queda oculto en una carcasa tras el pabellón auditivo.

El control de volumen

En los modelos de audifonos más modernos, el ajuste de volumen se produce automáticamente a medida que el usuario se desplaza de un ambiente a otro. En cambio, existen modelos con un control de volumen analógico mediante un dial o un interruptor.

Las pilas del audifono

Por último, las pilas suministran la energía suficiente para activar los componentes electrónicos del audífono. Habitualmente, se suelen utilizar pilas de zinc con componentes de oxígeno; son las llamadas pilas “zinc-air”.

Atendiendo a la complejidad de las funciones del audifono, la vida media de la pila puede llegar a durar entre tres días y dos semanas.

Una novedad en este sentido, son los audífonos con baterías recargables. Llevan tiempo en el mercado, pero hasta no hace mucho se veían limitados a una duración de entre 2 y 4 horas. En cambio, estos dos últimos años se ya se han desarrollado audífonos con baterías recargables de ión-litio que pueden durar hasta 24 horas y se recargan en a penas 3.

Su aparición en el mercado ha supuesto un gran avance dadas su grandes ventajas, sobre todo en cuanto a usabilidad, ahorro, previsión y sostenibilidad.

Moldes a medida

En algunos casos, un componente importante del audífono es el molde a medida que retiene y fija el dispositivo al pabellón auditivo del usuario. Además de este aspecto básico, tiene dos funciones especialmente relevantes:

  • Proporciona estanqueidad acústica al acoplamiento entre el audífono y el oído del usuario según la presencia o no de venting.
  • Conecta acústicamente el dispositivo al oído, canalizando el sonido producido por el audífono a través del canal auditivo y hasta el tímpano.

Conocer las diferentes partes de un audifono es importante, no sólo por entender su funcionamiento, también para poder seguir mejor su mantenimiento y su cuidado.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Cómo configurar

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar