fbpx

Pensar en cómo ayudar a un amigo o familiar con Pérdida Auditiva es algo muy común cuando a un ser querido, por su problema de audición,  se le hace muy difícil comunicase con nosotros/as.

Por supuesto, cada persona tiene niveles diferentes de sordera y distintas maneras de entenderse con otros/as. Es posible que a nuestro ser querido no se le haga muy difícil comunicarse tras sufrir una pérdida auditiva, pero el apoyo de familiares y amigos/as siempre será fundamental para que el proceso sea más amistoso y fructífero.

Convivir en el hogar o en un entorno laboral con una persona que haya perdido la capacidad de escuchar, no resulta nada fácil para ambas partes. Por tanto, saber cómo ayudar a un amigo o familiar con Pérdida Auditiva no solo mejorará muchísimo nuestra comunicación con él o ella, también optimizará su autoestima, su estado de ánimo y su calidad de vida.

¿Qué es la pérdida auditiva?

La pérdida auditiva es la incapacidad de escuchar correctamente los sonidos del entorno como los sonidos de la naturaliza, de los coches, incluyendo  las voces de las personas que están en nuestro alrededor. Estas dificultades hacen que la comunicación y la ejecución de algunas tareas sea algo complicado.

Por supuesto, es una situación compleja porque existen diferentes grados de sorderas. Hay personas que oyen sin audífonos, mientras que otros tienen que usarlos para poder escuchar.  Asimismo, existen aquellos/as que los utilizan para reducir los efectos del tinnitus, etcétera,  etcétera.

La realidad es que un audífono no siempre es una solución inmediata. Casi siempre el/la paciente atraviesa por un periodo de rehabilitación para adaptarse al uso de esta tecnología y cuidar los oídos. De hecho, llevar estos dispositivos no implica que los problemas de comunicación acabarán, hay situaciones en las que el apoyo de alguien es clave.

La pérdida auditiva y las relaciones laborales

La incapacidad de escuchar correctamente influye de forma negativa en diferentes ámbitos de la vida de una persona. Sobre todo cuando se trata de comunicarse con compañeros/as de trabajo, porque su problema auditivo puede llegar a afectar la productividad de la empresa. 

Cómo ayudar a un amigo o familiar con Pérdida Auditiva podría tener su base en la confianza que tengamos con él o ella. Existe la posibilidad de que nuestro compañero/a aún no sea capaz de reconocer que tiene un problema y seamos nosotros/as quienes debemos ayudarlo/a a  entender que algo no anda bien con sus oídos.

¿Puede resultar incómodo? Sí, además porque no será fácil para nuestro compañero/a. Especialmente porque este problema abarca las siguientes etapas:

  • Negación.
  • Duda.
  • Aceptación.
  • Vergüenza.
  • Frustración.
  • Preocupación.

Estas etapas pueden presentarse en diferente orden. Lo más importante es hacerle saber que el deterioro de su capacidad auditiva es algo que te genera preocupación y que tienes deseos de ayudar.  Para que nuestro amigo/a muestre buena receptividad con nuestra inquietud, sería ideal exponerle una historia de algún familiar cercano con esta situación y compartirle el contacto de algún profesional.

 Cómo ayudar a un amigo o familiar con Pérdida Auditiva

Cuando reflexionamos sobre cómo ayudar a un amigo o familiar con Pérdida Auditiva, es porque estamos dispuestos/as a realizar cambios en nuestra actitud, ya sea dentro del hogar o en nuestra rutina laboral. En el caso  de que seamos el gerente de la empresa, lo mejor es no alejarlo de la tarea que estaba acostumbrado a realizar. Eso sí, vamos a tener que asignar a alguien que ejerza el papel de “tercer oído”. 

Lógicamente, el equipo de trabajo también tendrá que cooperar y hacer algunos cambios importantes. Entre ellos:

  • Fomentar un entorno inclusivo

Es importante que nuestro amigo/a, familiar o compañero/a no se sienta excluido o excluida. Para ello, resulta clave invitarlo/a a comer o participar en actividades del grupo, sentarse a charlar con él o ella. Hay que tener en cuenta que muchas veces esta persona tendrá dificultades para seguir el hilo de las conversaciones, especialmente cuando haya mucho ruido de fondo

  • Eliminar las etiquetas

No es extraño que un compañero/a con pérdida auditiva no acepte las invitaciones porque sabe que muchas veces se perderá entre las bromas y chistes que hagan. Esto puede hacerlo/a sentir excluido/a en ocasiones. Por tanto, no hay que etiquetarlo/a de “antisocial” o que ahora es una persona “grosera”, lo mejor es hacerle compañía incondicional en los lugares que él o ella frecuente. 

  • Sé empático y paciente

Cómo ayudar a un amigo o familiar con Pérdida Auditiva no es algo fácil. Hay que ser muy paciente y empezar por cultivar la empatía. Pregúntate ¿Qué haría yo en sus zapatos? ¿Cómo me sentiría?  Después de esto, quizás comprendas que merece ser elogiado/a por las nuevas habilidades que alcanzado tras su problema de audición.

También debemos ser prudentes y no hacerles muchas preguntas sobre cómo surgió su condición. Es necesario ir poco a poco.

  • Descubre qué necesita

Cuando alguien tiene problemas auditivos no siempre quiere que se lo recuerden. Esto puede estar sujeto a la etapa por la que esté atravesado. Por tanto, identificar qué fase está viviendo, podría ayudarnos a crear un ambiente más agradable y a descubrir  qué necesita.

En caso de que aún no haya acudido a ayuda profesional, nunca está de más a animarlo/a a que lo haga. 

Claves para tener una conversación más fluida

Cómo ayudar a un amigo o familiar con Pérdida Auditiva también implica adoptar algunas técnicas de comunicación  verbal a la que no estamos acostumbrados/as, Pero que sin duda son efectivas y harán que las conversaciones resulten más fluidas.

Y es que estas personas desarrollan la habilidad de leer los labios. Teniendo esto en cuenta, he aquí algunos consejos para que las conversaciones sean mejor:

  • Habla más lento y de forma clara.
  • Ten presente que posiblemente deberás repetir.
  • Siempre míralo/a a la cara mientras hablas.
  • Evita hablarle con la boca llena de alimentos porque no te entenderá.
  • No te cubras la boca al hablar con él/ella.
  • No le des la espalada cuando hables con tu compañero/a.
  • No le grites cuando sea él/ella quien te dé la espalda.
  • No emitas palabras entre dientes y susurros.

Conclusiones

La pérdida de audición suele estar relacionada con la vejez, pero esto no siempre es así. Hay personas que pierden la capacidad de escuchar mucho antes de la jubilación. Por eso no te sorprendas si tienes que brindarle apoyo a un compañero/a de trabajo o un familiar “antes de tiempo”.

Sea cuál sea el caso, debemos sentarnos a investigar sobre cómo ayudar a un amigo o familiar con Pérdida Auditiva. Sobre todo si no estamos acostumbrados/as a interactuar con personas con problemas de audición. La buena noticia es que en Audiotek hemos compartido algunos consejos que te serán de mucha utilidad para ayudarlo/a a sentirse mejor.

 

 

 

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Cómo configurar

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar