fbpx

Las enfermedades del oído pueden ser producidas por diferentes causas:  infecciones, malformaciones o lesiones del aparato auditivo, la exposición a sonidos fuertes,  cambios bruscos de presión, traumatismos, tumores cerebrales e, incluso, por razones desconocidas.

Las enfermedades auditivas abarcan un amplio abanico de posibilidades. El oído es un sistema complejo y muy sensible. Ante cualquier duda, acudir, siempre, a un otorrinolaringólogo, aunque, es importante, estar bien informado y conocer al menos, las cinco enfermedades del oído más frecuentes.

 

Hipoacusia

 

Posiblemente una de las enfermedades auditivas más extendida.  La hipoacusia consiste en una pérdida auditiva más o menos acusada y los síntomas pueden presentarse de diferentes formas: problemas para seguir el hilo de una conversación, percibir los sonidos con mayor intensidad de la que realmente tienen, dificultad para entender las voces femeninas y no las masculinas ,etc. También pueden manifestarse  otros síntomas más complejos como pérdida del equilibrio, mareos, presión en el oído o acúfenos.

Su tratamiento depende del origen, las causas y las características de la lesión que ha provocado la hipoacusia. En algunos casos, resultan efectivos tratamientos con  antibióticos y mucolíticos,junto con tubos transtimpánicos. Para pérdidas auditivas causadas por lesiones tímpano-osiculares o debidas a malformaciones congénitas, la mejor solución es la cirugía.

En el caso de las hipoacusia de percepción, no existe un tratamiento definitivo y la única opción es el uso de audífonos.

.
LAS 5 ENFERMEDADES DEL OÍDO MÁS FRECUENTES Y CÓMO TRATARLAS 7

 

Pérdida auditiva bilateral

 

Consiste en una pérdida auditiva en ambos oídos y con el mismo grado. Al igual que la hipoacusia, puede deberse a varios motivos, aunque los más comunes son la edad, factores genéticos y la exposición excesiva a fuentes de sonido muy elevadas. Dependiendo del grado de dificultad auditiva,  el tratamiento más frecuente es el uso de audífonos, aconsejándose también la cirugía.

LAS 5 ENFERMEDADES DEL OÍDO MÁS FRECUENTES Y CÓMO TRATARLAS 2

 

Enfermedad de Ménière

 

La enfermedad de Ménière es una patología bastante común que se produce cuando el líquido del laberinto, situado en el oído interno, tiene una presión muy elevada. Los síntomas más habituales son la pérdida del equilibrio y vértigos pero también puede presentarse hipoacusia variable o acúfenos.

Aunque no existe un tratamiento eficaz para la enfermedad de Ménière, se ha comprobado que  la ingesta de diuréticos y alimentos bajos en sal pueden aliviar, considerablemente, los síntomas.

 

LAS 5 ENFERMEDADES DEL OÍDO MÁS FRECUENTES Y CÓMO TRATARLAS 5

Otitis

 

Una de las patologías auditivas más comunes, también conocida como infección en el oído. Consiste en la infección del conducto auditivo externo que conecta el oído interno con el pabellón de la oreja. Puede ser debida a un exceso de agua en los oídos o a una limpieza demasiado brusca del canal auditivo con el típico palito de algodón. La infección del oído suele tratarse con   antiinflamatorios, analgésicos y antibióticos.

LAS 5 ENFERMEDADES DEL OÍDO MÁS FRECUENTES Y CÓMO TRATARLAS 4

 

Perforación timpánica

 

Un sonido de gran intensidad cerca del oído, introducir un objeto en su interior o una lesión, pueden provocar una rotura de la membrana timpánica. Es lo que se conoce como perforación timpánica. Sus principales síntomas consisten en dolor leve, secreciones, acúfenos y vértigo.

Si la perforación es pequeña, no precisa de tratamiento ya que puede cicatrizar sola. Si la lesión es más grave, son necesarios parches en la membrana o el uso de un gel.

Si nota alguno de estos síntomas o aprecia alguna sensación de pérdida auditiva, no dude en ponerse en manos de un otorrino, quién,  tras las pruebas necesarias, e diagnosticará la posible patología y determinará su mejor tratamiento.

Este sitio web utiliza Cookies propias y de terceros para recopilar información con la finalidad de mejorar nuestros servicios. Si continua navegando, supone la aceptación de la instalación de las mismas. El usuario tiene la posibilidad de configurar su navegador pudiendo, si así lo desea, impedir que sean instaladas en su disco duro, aunque deberá tener en cuenta que dicha acción podrá ocasionar dificultades de navegación de la página web. Cómo configurar

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar