Existen varios tipos de pruebas que evalúan las distintas partes del sistema auditivo y que se complementan entre sí, ya que es fundamental conocer el estado del todo el sistema auditivo.

La capacidad auditiva, puede evaluarse a través de:

• Pruebas objetivas en las que no se requiere la colaboración del paciente, solo se necesita que esté relajado y quieto, son indoloras y rápidas.

• Pruebas subjetivas en las que si se requiere que el paciente colabore activamente, tampoco son dolorosas pero suelen durar más tiempo que las objetivas.

Todas ellas, deben ser realizadas e interpretadas por profesionales especializados,y en todas es muy importante la información que el paciente pueda aportar como “experto” en su problema.

• Medición de la Impedancia Acústica (Timpanometría o Impedanciometría)

Se inserta una oliva en el conducto auditivo del paciente, que produce sonidos y envía diferentes presiones de aire. Las respuestas se analizan en un ordenador y se reflejan en un gráfico.

Se emplea para comprobar de forma objetiva, la correcta transmisión mecánica del sonido a través del Oído Medio (movilidad de la cadena de Huesecillos, presencia de líquido y estado del Tímpano).

También nos permite realizar, una medida de los reflejos estapediales.

• Potenciales Evocados Auditivos de Tronco Cerebral (PEATC)

Se presenta el sonido a través de unos auriculares. El paciente ha de estar quieto o dormido. Las respuestas se miden a través de pequeños electrodos que se adhieren a la cabeza. Las respuestas son procesadas por un ordenador. Evalúa como viaja el estímulo sonoro a través del nervio auditivo, proporcionando información sobre el estado general del sistema auditivo (O.externo, medio, interno y nervio auditivo).

• Otoemisiones Acústicas.

Se inserta una pequeña sonda microfónica en el conducto auditivo del paciente. Esta genera sonidos y recoge las respuestas que produce el oído, con el micrófono que tiene incorporado. Las respuestas son procesadas por un ordenador. Evalúa el funcionamiento del Oído Interno. No puede aplicarse si hay problemas de Oído Medio o Externo.

Audiometría tonal. Emisión de tonos puros a través de un audiómetro.

Vía aérea. Por medio de auriculares.

Vía ósea. Por medio de vibrador auditivo.

Umbral de Molestia. Por medio de auriculares

Audiometría vocal. Emisión de palabras a través de los micrófonos del audiómetro o de grabaciones.

Audiometría de Campo Libre. Emisión de palabras o tonos puros a través de altavoces externos.