Existen razones justificadas por las que tenemos dos oídos, la principal de ellas es que la audición binaural nos proporciona un aumento del volumen, pero además, mejora la claridad del sonido y añade riqueza a los sonidos que nos rodean.

Pero las ventajas que proporciona la audición binaural desaparecen cuando existe una pérdida auditiva, nuestro entorno sonoro se desvirtúa y nuestra capacidad de comprensión, inteligibilidad y localización de los focos sonoros disminuye.

Es por ello, que en la adaptación con audífonos, priorizamos la solución en ambos oídos, y mediante los sistemas de direccionabilidad de los micrófonos de los audífonos, conseguimos mejorar la compresión del habla cuando el usuario se encuentra en entornos ruidosos.

Pero hay situaciones en las que un micrófono direccional no es suficiente para dar una mejor discriminación del habla, por eso desde el fabricante Danés GN Resound buscaron y encontraron una solución innovadora con el nuevo y evolucionado microchip de la plataforma digital en sus audífonos LinX2.

A la ya evolucionada Direccionabilidad Binaural II que optimiza dinámicamente la configuración de direccionalidad para que el usuario pueda centrarse en el habla en situaciones ruidosas, desde el departamento de I+D+I implementaron la prestación Sensación Espacial que emula la forma en la que el canal auditivo externo envía el sonido al oído interno, ayudando a la capacidad de detección de la procedencia de los sonidos, experimentando una sensación más natural del entorno.

En una reciente prueba de referencia independiente sobre los últimos audífonos de los principales fabricantes (Benchmark test, DELTA SenseLab.), usuarios experimentados dieron a Resound la máxima calificación en diferentes entornos de sonido.

Binaural todo el tiempo, inteligibilidad en todo momento.