Audiología infantil

 

audífono Up Smart ReSound

CONSIGUE  TUS UP SMART

  Y TE REGALAMOS

  MULTI MIC 

Adaptación infantil

Porque oír es aprender, la detección precoz de una posible pérdida de audición en niños es fundamental, para el futuro desarrollo del habla, integración social y adaptación total en el colegio.

El objetivo de que su niño lleve audífonos es garantizar una audición constante y consistente del habla, en niveles seguros y cómodos. La estimulación auditiva temprana y la exposición al habla, son las claves del proceso de desarrollo lingüístico del niño.

Primeros meses

Los niños empiezan a comunicarse desde el primer día de vida. Bebés y padres establecen una forma única de comunicación. La interacción del bebé con su entorno es tanto visual como sonora y a través del contacto físico. Localiza fuentes sonoras y distingue el habla de entre otros sonidos. Se sobresalta ante sonidos fuertes y él mismo hace ruidos y llantos diferentes para expresar distintos estados. Inicia balbuceos.

De 6 a 12 meses

El niño prestará atención a la conversación, entendiendo nombres de algunos objetos familiares. Balbucea expresivamente y con estructura silábica, aparece “mama-papa”. Responde a su propio nombre y entiende “no-adiós”.

De los 12 a los 18 meses

Imita sonidos familiares, como coches y aviones. Utiliza su propio nombre e imita muchas nuevas palabras, pareciendo que dice frases. Da respuesta de una sola silaba a preguntas. Puede llegar a hablar hasta 10 palabras y frases bisilábicas.

A partir de los 18 meses

Antes de llegar a los 3 años de vida, el niño tendrá un vocabulario de cerca de 500 palabras. Disfrutará de escuchar historias sencillas, rimas y canciones. Se señalará las partes del cuerpo que se le pida y empezará a decir plurales y palabras en tiempo pasado.

En Catalunya desde hace unos años existe un cribado neonatal universal en todos los hospitales públicos. La prueba que se realiza, es mediante Otoemisiones acústicas, prueba que no causa molestia al recién nacido, es indolora y rápida.

Las pruebas audiométricas que se realizan en los niños dependen de su edad.  En audiología infantil,  es necesario que  sea realizada por audioprotesistas especializados en la adaptación de audífonos en niños.

Hasta la edad de 2 años estas pruebas serán:

  • Prueba de audiometría de comportamiento sencilla que incluye la utilización de estímulos sonoros portátiles que representan diferentes rangos de frecuencia (por ejemplo, un tambor, un sonajero, una campana, etc.). Esta prueba se utiliza para observar el comportamiento del niño en respuesta a ciertos sonidos.
  • Prueba del campo sonoro con refuerzos visuales durante los cuales el niño está expuesto a diferentes sonidos a través de altavoces. Se le enseña al niño a girarse hacia la fuente de sonido. Cuando hay respuesta, se “premia” al niño con una imagen visual divertida o un juguete.

Desde los 2 años hasta los 4:

  • La audiometría condicionada por juego es una prueba con auriculares utilizada con niños pequeños que sean lo suficientemente maduros para tolerar esta estrategia, la cual proporciona información específica sobre la pérdida de audición. La prueba se convierte en un juego y se le pide al niño que haga algo con un juguete (por ejemplo, tocar el juguete) cada vez que oiga un sonido. Esta prueba requiere la participación activa del niño.

A partir de los 5 años y dependiendo de la capacidad de participación del niño, se podrán realizar audiometrías tonales en cabina con auriculares, al igual que a los adultos.

 

No espere más. Pruebe nuestra revisión gratuita

Pida Cita